Star Wars: El despertar del estereotipo.

Charlasdesobremesa1

“Símbolos son todos los nombres del bien y del mal; no expresan, tan sólo insinúan”

― Nietzsche

Luz y oscuridad. Inseparables y en eterno conflicto. Ese es el plato fuerte de Star Wars, la saga de ciencia ficción mundialmente conocida que recientemente estrenaba su última entrega, “el despertar de la fuerza”, batiendo prácticamente todos los records de taquilla.

Esta lucha entre el lado luminoso y el lado oscuro de la fuerza que vemos a lo largo de esta saga bebe directamente de un concepto que para muchos os será familiar: el maniqueísmo.

Bien vs Mal

Y es muy simple, el maniqueísmo es una forma de interpretar la realidad en la que se tiende a valorar las cosas como buenas o como malas, sin términos medios. Tiene su origen en la religión maniquea, fundada por Manes, el cual se consideraba el último de los profetas enviado por Dios. Manes difundió la idea según la cual el Bien y el Mal, serían dos opuestos irreductibles y mantenían una lucha eterna. Esta es la dualidad presente en Star wars pero no es exclusiva de esta saga, la vemos en una infinidad de productos audiovisuales de tal importancia como “El señor de los anillos” o “Mad Max”.

Aunque esta religión se encuentre extinta, la moralidad que se desprende de ella ha perdurado hasta nuestros días y, en cierta forma, si que vivimos la realidad según este dualismo tanto fuera de la pantalla como dentro de ella.

Maniqueísmo

Sería muy ingenuo por nuestra parte pensar que somos “libres” a la hora de enfrentarnos a las películas. Desde el momento en el que nos sentamos en la butaca, recibimos mensajes que nos tratan de ir posicionando respecto a la cinta y lo que quiere transmitir. Lev Vygotski, decía que, la relación entre el objeto y el sujeto, requería de unas mediaciones que permitieran a las personas acceder a la particular forma de ver la realidad de cada cultura concreta. Así se entiende que, aquello que vemos en la película tiene sentido para los espectadores, en la medida en la que participan de las mediaciones de la cultura en la que se muestra la película.

En otras palabras, somos capaces de identificar, sin esfuerzo, a la primera orden (el nuevo imperio) con el “mal” ya que en numerosas escenas presentan una estética y manera de actuar que recuerdan al nazismo. O podemos deducir que BB8 forma parte de los “buenos” ya que es simpático, hace bromas y se comporta como una adorable mascota.

Star Wars Nazi

El director de cine, como otros tantos agentes sociales, conoce los símbolos presentes en cada cultura y haciéndose eco de ellos, va dándonos claves a través de sus películas para hacernos llegar ideas y valores. Si echamos un vistazo a la trilogía original, podemos intuir que George Lucas fue, hasta cierto punto, un esclavo de su época. Vemos una gran presencia de la naturaleza, influenciado por el movimiento “hippie”; y vemos como posiciona en el lado del mal a todo lo que se identifica con lo militar, la tecnología y el capital. Pero lo realmente llamativo y que hace patente este hecho, son las diferencias entre ciertos personajes de la antigua trilogía en contraste con la trilogía que acaba de nacer.

Por un lado tenemos a Han Solo, un hombre seguro de si mismo y un poco “chulo” o “canalla”. En cambio en esta última entrega tenemos a Finn, el cual es capaz de llorar y mostrar sus sentimientos sin complejos, algo prácticamente impensable en 1977. Otro ejemplo sería la princesa Leia, la cual empieza siendo una mujer ruda e independiente pero acaba cayendo, en cierto modo, en el estereotipo de “damisela en apuros“, hecho que han dejado bien claro que no es el caso de Rey, la protagonista de esta nueva trilogía. En este personaje el maquillaje brilla por su ausencia y sabe valerse por si misma, hasta tal punto que le tiene que decir varias veces a Finn “se correr sin que me sujetes la mano”. Todo esto es un reflejo de que Hollywood se esta adaptando a los nuevos tiempos.

Finn-Rey

Sin embargo, “el despertar de la fuerza” se ha llevado numerosas críticas debido a que repite muchos estereotipos y esquemas argumentales de las anteriores trilogías. De hecho muchos la tildan de “remake” del episodio IV y hay razones de peso para pensar así. Disney en aras de contentar a los fans utiliza un potente cocktail de nostalgia que concede vida propia a la película, la cual te susurra al oido: “Shhh tranquilo, estas viendo Star Wars, somos Disney pero no te preocupes no la hemos caga…¡Mira! ¡Otra estrella de la muerte! Quiéreme” Si bien es verdad que presenta personajes nuevos e interesantes como Rey, Finn y Kylo Ren, en especial este último al cual dedicaremos un artículo.

Para concluir no podríamos hablar de estereotipos sin mencionar el poder que tiene la música a la hora de transmitirnos situaciones o emociones. Un claro ejemplo es la canción dedicada a Rey en la banda sonora, la cual refleja tanto su inocencia como su transformación a medida que conoce más sobre la fuerza. Además de tener claras referencias a Harry Potter.

imagen manual música - copia

Y es que el uso adecuado de la música en el cine tiene un largo recorrido, allá por los años 20, se utilizaba un manual titulado “Musical Accompaniment of Moving Pictures en el cual, el autor hacía un listado de distintas obras y piezas musicales que se podían utilizar en función de según qué emociones quisieran suscitar al espectador. A través de la melodía, el tempo, el ritmo, una vez más, nos señala cómo percibir la película y lo que trata de transmitirnos.

A partir de entonces el efecto que tiene la música sobre nosotros ha sido estudiado en numerosas ocasiones, con resultados realmente interesantes. En este artículo hacemos un recopilatorio con estos estudios que analizaron melodías tan icónicas como la de Psicosis y la inevitable sensación de inquietud que nos llega a producir.

En definitiva, después de hacer un breve repaso sobre estos elementos, podemos concluir que desde que nos sentamos en la butaca estamos recibiendo información que nos moldea y nos va posicionando a gusto del director. Lo grave de esto, es que estos elementos muchas veces traspasan la ficción y nos influyen en el día a día y es que es muy fácil caer en el juego de ver todo “blanco” o “negro”, con el que se han llegado a justificar atrocidades a lo largo de nuestra historia. Así que desde aquí te invitamos a ver la realidad con el catálogo más amplio de  “grises” que tengas a tu alcance puesto que es la única forma que tenemos de escapar de los extremismos.

Coged vuestra silla, sentaos a la mesa y sed bienvenidos.

Logo Star Wars 1

 

Quizás te interese:  Skywalker: el camino del héroe.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s