Bienvenidos al catálogo de los horrores.

Por Juan Luís Saavedra.

El ser humano, haciendo alarde de un ingenio sorprendente para inventar nuevas formas de destruir, ha creado armamento militar digno de aparecer en cualquier célebre novela de terror. La razón es simple, ya que si se llegasen a utilizar cualquiera de las armas que aparecen a continuación, nos precipitaríamos hacia la extinción.

Y es que ha llovido mucho desde los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki, y al igual que ahora tú tienes un teléfono móvil con cientos de gadgets multiusos, la tecnología armamentística también ha evolucionado.

Sin más dilación, demos paso al catálogo de los horrores:

Bomba del Zar

El RDS-220 o La Bomba del Zar para los amigos, se trata de una bomba de hidrógeno desarrollada por la Unión Soviética en plena Guerra Fría con el objetivo de demostrar al resto del mundo su supuesta superioridad tecnológica y armamentística. El 30 de octubre de 1961 se detonó esta bomba a 4 km de altitud en la zona de pruebas militares de Nueva Zembla, liberando una explosión de 50 megatones y una onda expansiva que dio varias vueltas al globo antes de disiparse completamente, ostentando así el dudoso mérito de ser el arma más grande y mortífera que se ha detonado jamás.

¿Pero que hay de las que aún no se han detonado?

DN-SC-82-00005

El siguiente puesto está ocupado por el Trident SLBM y el R-36 ICBM. Siendo el Trident de fabricación estadounidense y el R-36 de fabricación rusa. Ambos son exactamente lo mismo: un misil intercontinental para submarinos dotados de cabezas nucleares. Ya conocemos los efectos devastadores de una bomba nuclear, pero desconocemos la capacidad de doce bombas nucleares detonando al mismo tiempo y de forma coordinada. Es así como funciona este arma; un submarino dispara un misil que llegado a cierta altura, libera de su interior, otros doce misiles nucleares con la capacidad de devastar continentes enteros.

Proyecto Thor.jpg

Si hay algo que se le puede reconocer a la siguiente arma es su espectacularidad. Se trata del proyecto THOR o la vara de Dios y es uno de los proyectos más ambiciosos en cuanto a armas de destrucción masiva que se conoce. EEUU comenzó a desarrollarlo durante la Guerra Fría y funciona mediante bombardeo cinético. Este tipo de bombardeo se caracteriza por atacar desde el espacio una parte de la superficie planetaria con un proyectil donde la fuerza destructiva proviene de la energía cinética liberada durante el impacto del proyectil.

Esto sería el proyecto Thor. Satélites que orbitan alrededor de la Tierra armados con “flechas” de tungsteno (un metal que aguanta altas temperaturas) de unos pocos metros de longitud y una computadora con sistema de guía. Se estima que estos proyectiles son imparables y que cada impacto equivaldría al de una bomba nuclear.
Como dato curioso decir que en el videojuego “Call Of Duty: Ghosts” se hace referencia a este arma, solo que en el juego se llama Odín (según la mitología nórdica, el Dios de la Guerra)
Viruela.jpg

Los amantes de la conspiración defienden que virus tales como el ébola o el VIH fueron creados en laboratorios por el ser humano. Sea esto cierto o no, lo evidente es que laboratorios como el de la isla Plum, en principio destinados a “estudiar enfermedades asociadas con el ganado”, desarrollaron armamento bioquímico durante la Guerra Fría.

En 2003 periódicos de la talla del New York Times o el Dailymail se hacían eco de una noticia aterradora. Científicos estadounidenses anunciaron la creación de una versión genéticamente modificada de la viruela. Se reportó que tiene un 100% de mortalidad en los animales de laboratorio, la vacunas que conocemos actualmente son inútiles y que tiene un potencial extintivo.

Curiosamente este es el virus que inspiró la trama de “Tom Clancy´s The Division”, el cual se manifiesta en un caos absoluto durante un Black Friday, cuyas consecuencias son nefastas.
Logo Lord of War
Si has llegado hasta aquí puede que estés esperando una opinión o incluso una explicación acerca de por qué el ser humano ha creado semejantes monstruosidades. En nuestra charla sobre la película “El Señor de la Guerra” despejamos la incógnita desde la psicología social y la historia.
Aunque el célebre escritor ruso Isaac Asimov ya lo explicó en este impagable cuento breve.
En definitiva y a la vista de lo comentado en este artículo, no queda nada más que recuperar una de las frases célebres de Albert Einstein, que dice así:
“No se como será la tercera guerra mundial, sólo se que la cuarta será con palos y piedras”

 

Anuncios

Un comentario en “Bienvenidos al catálogo de los horrores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s