Power Balance y los delirios electromagnéticos

Por Juan Luis Saavedra

Es probable que solamente con ver el título de este artículo, al lector le invada la nostalgia. La nostalgia de una época en la que una simple pulsera de plástico podía solucionar el grueso de nuestros problemas y potenciar nuestras capacidades. O al menos eso es lo que nos prometía en 2009 la moda de las “pulseras holográficas”, que, en palabras de la compañía que más éxito tuvo en España:

“Power Balance es una frecuencia en sí, almacenada en un holograma, que restaura el equilibrio electromagnético de tu cuerpo”

Ronaldo power balance

Cristiano Ronaldo canalizando los poderes electromagnéticos de Power Balance.

La verdad es que no existe ninguna evidencia científica de que estas pulseras sirvan para algo más que como mero adorno, y aun así, gracias a una minuciosa campaña de marketing en la que se pagó a diversas celebridades para que las llevasen; fueron todo un éxito. Desde 35€ a 70€ la unidad, todos deseaban una, al menos hasta que la moda pasó.

Aunque hoy echemos la vista atrás y veamos este acontecimiento como algo completamente anecdótico, es interesante saber que estos planteamientos del magnetismo, como algo que puede mejorar nuestras habilidades o incluso sanar nuestras dolencias, nacen a finales del siglo XVIII de la mano del médico alemán Franz Mesmer, el cual desarrolló la doctrina del magnetismo animal.

V0011094 A practictioner of Mesmerism using Animal Magnetism

En su tesis doctoral hablaba de la influencia y los efectos de la Luna y los planetas sobre el organismo. Mesmer explicaba que la buena salud se debía a un correcto equilibrio en los campos magnéticos. La enfermedad, y en particular la enfermedad mental era el resultado de un desajuste en estas fuerzas.

Desde esta premisa, desarrolló una técnica un tanto estrafalaria para curar a sus pacientes, que consistía en hacerles beber un preparado con limaduras de hierro para más tarde pasar imanes por la superficie del cuerpo con el objetivo de “alinear” correctamente el campo magnético del paciente.

Pronto descubrió que durante sus tratamientos, los pacientes se sumergían en una especie de trance sanador y que, además, los resultados eran iguales si no usaba los imanes. Algo que hoy interpretamos como simple sugestión, él creyó que era un preciso dominio del magnetismo animal.

La comunidad científica lo expulsó de la universidad y le prohibió seguir practicando medicina en Viena, así que marchó a París, donde se convertiría en una estrella entre la aristocracia. Realizaba sesiones en grupo, en las cuales ponía a sus pacientes en trance y operaba sus “milagros”. La puesta en escena era propia de una función de magia; luz tenue, música suave, espejos por doquier y el propio Mesmer se vestía con una túnica de seda con capa. El “mesmerismo” se convirtió en algo a medio camino entre la sanación y el más demente de los espectáculos.

Además, para que no le acusaran de que solo se preocupaba de la salud de los ricos, Mesmer magnetizaba árboles invitando a los indigentes a abrazarlos para recibir ayuda gratuita.

Abrazo arbol

Finalmente, el rey Luis XVI formó una comisión en la que se encontraban médicos y científicos de primer nivel como Benjamin Franklin, Antoine Lavoisier o Joseph-Ignace Guillotin. Después de observar estos espectáculos y de realizar diversas pruebas, la conclusión fue que “la imaginación sin magnetismo, puede producir convulsiones, pero el magnetismo sin la imaginación, no hace nada”.

Quizá deberíamos dejar de imitar todo lo que hace la élite, se trate de aristocracia o de futbolistas, porque aunque es importante tener referentes, seguirlos “a ciegas” nos hace más vulnerable al fraude y a la charlatanería. Y es que a fin de cuentas, lo único que nos permite alcanzar el equilibrio, magnético o no, es la razón.

 

Anuncios

Un comentario en “Power Balance y los delirios electromagnéticos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s