La tripulación que desapareció sin dejar rastro. La Historia del Mary Celeste.

Por Diego Alonso.

Desde que el ser humano se lanzó a la mar, las historias sobre barcos fantasmas no han dejado de sucederse. Las leyendas sobre navíos tripulados por almas en pena condenadas a surcar los mares por toda la eternidad por culpa de alguna maldición eran historias comunes entre los marinos de todas las épocas.

La aparición de barcos que se creían desaparecidos o en los cuales no quedaba ni rastro de los hombres que lo tripulaban no ha hecho sino alimentar este imaginario marino, aunque generalmente, y para disgusto de los marinos que contaban las historias o de los que disfrutamos enormemente con el folklore, las explicaciones a estos misterios son mucho más terrenales que infernales: motines a bordo y posterior abandono del barco; tormentas que barrían las cubiertas llevándose consigo a los incautos que en ellas se encontraban o codiciosos patrones que decidían abandonar a su suerte el barco con la esperanza de que éste se hundiese y así poder cobrar el seguro.

Sin embargo hay un navío fantasma cuya historia aún hoy sigue cubierta de un halo de misterio. Hablamos del Mary Celeste, probablemente el bar con fantasma más famoso de la historia, con permiso del legendario Holandés Errante.

El-Holandes-errante

El Mary Celeste, un misterio sin resolver.

Año 1872, en algún lugar cerca de las Azores, el capitán del velero Dei Gratia divisa en la lejanía un velero que parece navegar a la deriva. Su capitán, David Reed Morehouse decide acercarse por si los tripulantes de la nave divisada necesitan ayuda. Al aproximarse descubren que se trata del Mary Celeste, un barco comandado por el capitán Benjamín Spooner Briggs, conocido de Morehouse y que había zarpado un mes antes de Nueva York, con una carga de 1700 barriles de alcohol industrial rumbo a Génova.

briggs

Morehouse envía varios mensajes al Mary Celeste sin obtener ningún tipo de respuesta por lo que ordena a varios miembros de su tripulación que aborden el navío para ver qué ha sucedido. Lo que se encuentran a bordo del navío les deja perplejos: no hay absolutamente nadie a bordo. Tras una revisión más exhaustiva descubren signos que parecen evidenciar que la tripulación habría emprendido una repentina y rápida huida, como escapando de algo. Tras revisar la cubierta, los tripulantes del Dei Gratia inspeccionan el interior descubriendo que la mesa está perfectamente colocada y dispuesta para la cena, y la ropa de la tripulación perfectamente ordenada en sus armarios, lo que alimenta la teoría de una huida precipitada. Para añadir más incognitas, clavado en la pared encuentran un sable, manchado por algo que parece sangre, aunque posteriormente se confirmó que se trataba de óxido.

Tras este hallazgo, se teorizó sobre la posibilidad de que hubieran sido asaltados por piratas, pero esta teoría también fue desechada al encontrar todos los enseres de valor así como el dinero de los pasajeros del barco en su sitio. El diario de navegación, cuya última anotación era del 25 de noviembre de 1872 no hacía referencia a ningún acontecimiento o hecho extraño que pudiera explicar la desaparición de la tripulación.

crew mary celeste

La tripulación del Dei Gratia decidió llevar el bergantín hasta Gibraltar, para examinarlo mejor. Cuando arribaron, el almirantazgo inició una investigación para tratar de esclarecer los hechos, pero no se halló nada que pudiera aclarar la desaparición de todas las personas que viajaban en el bergantín. El informe oficial concluyó que “la tripulación consiguió apoderarse de la carga y que los marineros en plena borrachera asesinaron al capitán y a toda su familia, huyendo luego a bordo de otro barco”, aunque esta teoría es fácilmente refutable ya que no había ninguna muestra de violencia a bordo del barco, cosa que habría sido inevitable en el caso de haberse producido un motín.

A partir de aquí, como siempre, la imaginación colectiva dio lugar a numerosas teorías: desde escapes de gas que habrían provocado una explosión en el barco y habría obligado a la tripulación a abandonarlo presa del pánico, hasta una tromba marina que habría barrido la cubierta, llevándose con ella a todos los tripulantes del navío. Entre estas teorías no podían faltar las que hablan de criaturas marinas que atacaron el barco y devoraron a sus incautos pasajeros, desapariciones misteriosas, pactos con el demonio, etc.

leyenda-de-mary

Lo cierto es que tanto la versión oficial como el resto de teorías no dejan de ser eso, teorías, sin ninguna fundamentación,  así que lo que le pasó en realidad a la tripulación del Mary Celeste sigue siendo hoy un misterio sin resolver.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s