Los primeros Juegos Olímpicos modernos

Por Diego Alonso.

En estos días de agosto nos hayamos inmersos en un evento internacional que copa todas las portadas de los medios y mantiene a la población pegada a la televisión, hablo como no de los Juegos Olímpicos, que en ésta ocasión se celebran en Rio de Janeiro, Brasil. Durante casi un mes los mejores atletas del mundo se enfrentan entre sí con el objetivo de establecer quienes serán los mejores deportistas del planeta.

La edición que se está celebrando mientras escribo este artículo es la XXXIII, pero, ¿cuál fue la I edición? Si hacemos caso a la historiografía la primera edición se celebró en Atenas en el año 1896, aunque hubo una edición anterior, concretamente 37 años antes, los juegos olímpicos de Atenas de 1859.

Grecia independencia

En la primera mitad del siglo XIX, brotó en Grecia un importante estallido nacionalista que derivó en la independencia del país heleno del Imperio Otomano en 1832, tras un largo conflicto. Fruto de este sentimiento patriótico exacerbado, los recién independizados griegos buscaron recuperar ideas y tradiciones de las antiguas Polis griegas, en un intento de recuperar la gloria de la que había disfrutado Grecia en el pasado. Así, el poeta romántico Panagiotis Soutsos propuso restablecer los juegos olímpicos de la Antigüedad, yEvangelos_Zappas sus ideas llamaron la atención de un importante comerciante griego, Evangelios Zappas, el cual se apasionó con la idea de revivir la cita olímpica. Zappas escribió al rey Oton I de Grecia ofreciéndose a financiar el renacimiento de los Juegos Olímpicos, pero las autoridades no le hicieron demasiado caso. Esto no desanimó a Zappas, quien en 1859 financió lo que se conocen como los “Primeros Juegos Olímpicos de Zappas”, que se celebraron en la plaza Pateia Loudovikou, situada en Atenas. Para esta primera ocasión, atletas originarios de Grecia y del Imperio Otomano llevaron a cabo carreras de velocidad, de resistencia, lanzamiento de jabalina y lanzamiento de disco.

Tras el relativo éxito de la primera edición, Zappas restauró el antiguo estadio Panathinaiko, símbolo de las olimpiadas de la Antigüedad, y lo estableció como sede para la celebración de las siguientes ediciones olímpicas, que se llevaron a cabo en 1870, con la afluencia de más de 30.000 espectadores, 1875 y 1889, estas últimas con menor éxito.

Pero el mecenas griego solo pudo disfrutar de la primera edición, ya que murió en 1865, legando una inmensa fortuna al estado griego con la condición de que este siguiera celebrando cada cuatro años una Olimpiada “en memoria de nuestros ancestros”.

The Opening Ceremony at the 1896 Athens Olympics.

Posteriormente el barón Pierre de Coubertin, inspirado en parte en estos Juegos Olímpicos de Zappa y en los Juegos Olímpicos de la Sociedad Olímpica de Wenlock, fundaría el Comité Olímpico Internacional (COI) que asentaría definitivamente el renacimiento de los Juegos Olímpicos modernos y cuya primera edición se celebraría en Atenas en 1896.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s