¿Por qué el horóscopo acierta? El efecto Forer

Por Juan Luis Saavedra.

Horóscopo, tarot, quiromancia, posos de café, galletas de la suerte… Desde luego no nos faltan métodos, a cada cual más extraño, para intentar adivinar lo que está por venir y de paso descubrir aspectos esenciales de nuestra personalidad.

A pesar de que carecen completamente de fundamentos científicos y de que se basan en criterios arbitrarios como una fecha de nacimiento o una tirada de cartas; para sorpresa de muchos, estos métodos aciertan en un número sorprendente de ocasiones.

¿Cómo lo hacen? La respuesta está en el efecto Forer.

En 1948, el psicólogo Bertram R. Forer se encontraba ante la sospecha de que la mayoría de las personas aceptaban descripciones generales como si fueran personales y acertadas. De tal modo que entregó un texto a sus estudiantes como resultado de un test de personalidad y pidió que lo evaluaran del 0 (nada acertado) al 5 (totalmente cierto)

Lo que no imaginaban sus estudiantes es que todos habían recibido la misma hoja de resultados, que decía:

“Tienes la necesidad de que otras personas te aprecien y admiren, y sin embargo eres crítico contigo mismo. Aunque tu personalidad tiene algunas debilidades, generalmente eres capaz de compensarlas. Tienes una considerable capacidad sin usar que no has aprovechado. Aunque disciplinado y con autocontrol hacia el exterior, tiendes a aprensivo e inseguro por dentro. A veces tienes serias dudas sobre si has obrado bien o tomado las decisiones correctas. Prefieres una cierta cantidad de cambios y variedad y te sientes defraudado cuando te ves rodeado de restricciones y limitaciones. También estás orgulloso de ser un pensador independiente; y de no aceptar las afirmaciones de los otros sin pruebas suficientes. Pero encuentras poco sabio el ser muy franco en revelarte a los otros. A veces eres extrovertido, afable, y sociable, mientras que otras veces eres introvertido, precavido y reservado. Algunas de tus aspiraciones tienden a ser bastante irrealistas”.

La media de las puntuaciones fue 4,26. Es decir la gran mayoría de los alumnos se sintieron identificados con la descripción, cuando en realidad se trataba de una recopilación de frases extraídas de una columna de astrología cualquiera. Y recordemos, no se trataba de un análisis de personalidad individualizado ya que todos recibieron exactamente el mismo texto.

Oraculo charlas de sobremesa

Todos somos vulnerables al efecto Forer. La razón principal es que el texto es tan general y tan ambiguo que no hay nada en lo que puedas estar en desacuerdo. Esto se consigue presentando dos opciones contradictorias. Si volvemos al texto vemos:  “A veces eres extrovertido, afable, y sociable, mientras que otras veces eres introvertido, precavido y reservado“. Esto es tan vago y tan general que se ajusta prácticamente a cualquier persona.

Además aquí interviene el sesgo cognitivo de confirmación. Es decir, nuestra tendencia a favorecer la información que confirma nuestras creencias, independientemente de que éstas sean verdaderas o no. De tal forma que otorgamos más importancia a aquellos puntos en los que el horóscopo acierta y desechamos rápidamente aquellos en los que se equivoca.

comic forer charlas de sobremesa

Si bien este efecto es potente al describir la personalidad, es mucho más efectivo al predecir el futuro. La razón es realmente simple: nos aterra el futuro, ya que representa lo desconocido y lo que se escapa a nuestro control. Estas predicciones nos otorgan la falsa sensación de saber con certeza lo que ocurrirá y que seremos capaces de cambiarlo o evitarlo.

Por otro lado gracias al efecto Pigmalión, el cual explicamos a fondo en este artículo, las expectativas generadas al leer la predicción harán que busquemos situaciones que, de alguna manera, propicien el cumplimiento de dicho pronóstico, convirtiéndose al final en una profecía autocumplida.

La única forma de no verse influenciado por el efecto Forer es entender que, ni las cartas ni los astros saben más sobre nuestra vida que nosotros mismos. Y es que, al fin y al cabo, la magia no se encuentra en las manos de quien la ejerce, sino en nuestra forma de entender la realidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s