Cuando el futbol provocó una guerra

Sabemos que el futbol es un deporte que despierta pasiones y que lleva a muchas personas a llevar ese apasionamiento hasta las últimas consecuencias. Todos hemos visto insultos cruzados, peleas multitudinarias, batalles campales y odios eternos por culpa de este deporte. Pero, ¿sabes que el futbol desencadenó una guerra?

Trasladémonos a Centroamérica. Allí Honduras y el Salvador peleaban por clasificarse para el mundial de futbol de 1970 que se disputaría en México. Ambos países arrastraban desde hacía tiempo una tensa relación diplomática debido sobre todo a la cantidad de campesinos salvadoreños que, viendo la situación del campo en su país (las tierras estaban en manos de unos pocos terratenientes) habían decidido emigrar a la vecina Honduras y ocupar parte de los campos que el país tenía en desuso. Esto provocó conflictos con los campesinos hondureños quienes acusaban a los salvadoreños de quitarles el trabajo o de ser los culpables de los bajos salarios en el campo.

A comienzos de 1969 el gobierno hondureño anunció una reforma agraria que beneficiaba solo a los ciudadanos del país, lo que suponía que todos aquellos campesinos salvadoreños que habían emigrado a Honduras (unos 200.000) se verían obligados a regresar a El Salvador, lo que aumentaría la presión socio-económicas en un país ya de por sí superpoblado. Este problema sacó a relucir otros conflictos entre ambas naciones como la desigualdad de reparto en el Mercado Común Centroamericano y la demarcación de la línea fronteriza entre ambos países. Además, un grupo clandestino hondureño denominado “La Mancha Brava” había empezado a perseguir, atemorizar y asesinar a campesinos salvadoreños ante la pasividad manifiesta del gobierno de Honduras.

guerra-del-futbol

Con este panorama se enfrentaron las dos selecciones en un partido de ida y uno de vuelta que no resolvió la eliminatoria, quedando esta pendiente de un tercer partido de desempate. Las relaciones entre ambos países se iban tensando por momentos, y encendidas campañas anti Honduras y anti El Salvador respectivamente avivaban el clima que ya de por sí era tenso.

guerra-del-futbol-mapa

Días antes del partido, con el pretexto de proteger a sus conciudadanos agredidos sin miramientos en el país vecino, El Salvador lanzó una ofensiva sobre suelo hondureño, llegando a ocupar más de 1000 km cuadrados de territorio. La razón real que tenía el gobierno salvadoreño para iniciar las hostilidades era su interés en conseguir una salida al mar caribe.

Tras largas y tensas negociaciones la Organización de Estados Americanos consiguió que se firmase un alto el fuego entre ambas naciones, aunque el estado de guerra latente se mantuvo durante once años hasta que en 1980 restablecieron formalmente las relaciones bilaterales.

Como curiosidad decir que fue la última confrontación de la historia donde combatieron aeronaves de pistón y hélice, procedentes de material de origen norteamericano que había sido empleado a finales de la Segunda Guerra Mundial.

Y, por cierto, el partido se resolvió con un 3-2 a favor de El Salvador, y el pase de esta a la final (posteriormente lograría clasificarse para el mundial al vencer a Haití).

guerradelfutbol1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s